Adiós Interferón

Esta sección no está chistosa, sí es sólo para pacientes o para compañeras de piso de pacientes (enfermeras o esposas).

Como todo paciente de una enfermedad crónica (que no tiene cura y que durará todo el tiempo de tu vida) seguro has recorrido o tendrás que recorrer un vía crucis de medicamentos y tratamientos: Regularmente se empieza con Imurán (azatioprima) + tus respectivos antidepresivos (Cuidado!, en mi experiencia son los que más secuelas dejan), después de un tiempo en que todo el mundo constató lo que todo el mundo sabe (No sirve de nada), te suspenden el tratamiento… y te gradúan a la Liga del Interferón…

Interferón. Esta medicina viene en 2 sabores principales: Beta 1 y Alfa 1, el sabor Beta viene en 2 variedades: de 6 millones y de 12 millones que se aplican cada semana o cada tercer día respectivamente. Inyecciones intramusculares, MUY DOLOROSAS… y te dejan en cama y con fiebre 1 día a la semana: 52 días al año fuera de circulación!!. Y qué crees?, te siguen dando “brotes”… Además son carísimas: la genérica vale como 14 mil y la original 20 mil… Así que o eres millonario para gastar 250 mil pesos al año para estar 52 días en cama, o tienes IMSS o ISSSTE que te lo den (cuando tienen en la farmacia).

Yo me esperaba (por el precio) una súper medicina, me iba a sentir mejor, más fuerte, mis síntomas se retraerían… se vale soñar…

Desilución. El precio no es lo peor, repito, te deja 1 día en cama con fiebre (Pa’ qué quiero brotes!), me aplicaban la inyección el viernes por la noche para poder estar en cama con fiebre todo el sábado, inyectarse entre semana, imposible. Tienes que tener al menos 6 lugares distintos para la aplicación: brazos, piernas y glúteos (a ver quién sabe inyectar en piernas y brazos).

En 2 años de tratamiento de Interferón tuve 4 brotes. Tomé la decisión de dejarlo, caro y doloroso y no disminuyó la frecuencia en la aparición de brotes (dizque 30 % menos es lo que te ofrece la ciencia médica). Nunca me había sentido tan mal, y para nada. Ya hay suficiete dolor en mi vida, adiós Interferón. Dejo que Mi novia mala me lleve a donde ella quiera, que sé es al fina del camino la silla de ruedas.

Sí, he tenido brotes desde que dejé el Interferón, pero no más ni más fuertes que el tiempo que lo tomé.

Pero sí gané algo: 52 días sin fiebre ni en cama por los Side effects.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s