Mi tristeza

Será de verdad que la Tristeza está mal?, que es malo estar triste?.

A mi me gusta, es quizás mi Novia buena, por décadas he pregonado: La felicidad es la tristeza, la tristeza es la felicidad. Algunos me muestran la sonrisa incómoda, otros tan sólo me compadecen y se alejan. La tristeza es un placer gourmet, vedado a la mayoría de los hombres (mankind) bienaventurados los invitados a los Pantanos de la Tristeza… The swamps of Sadness

Una canción de una muy querida amiga mía dice…”Mi tristeza es dulce y es perversa…”

Mienten los que dicen que los pacientes de EM estamos tristes por saber que estamos enfermos, los médicos charlatanes mienten, estamos tristes porque la EM, aún antes de hacerse físicamente manifiesta en nuestras piernas y en nuestros ojos, nos inocula el placer de la tristeza, es éste quizá el primer síntoma emocional en aparecer y ha sido soslayado por la medicina.

Desde mis más lejanos recuerdos en mi más temprana infancia sentí una oscura fascinación por la tristeza y por el miedo. Yo sabía que estaba enfermo que ya había valido madres, aunque aún no tuviera síntomas, como el condenado a muerte en la Death Row.

Estoy convencido que cada persona nace con los sentimientos pre-programados, y tienen una capacidad de desarrollo para cada uno: Algunos les sienta bien la alegría, ser felices, pueden entregarse a la dicha y sentir la felicidad a un nivel máximo, digamos, 10. A otros les sienta más la euforia y la emoción;  otros la ira…  Pienso que cada una de éstas vienen en cajitas de distintos tamaños, entre más grande la cajita, más la intensidad y profundidad que puedes sentir cada una. Lo que yo siento, lo que puedo sentir al máximo a un nivel 10 son el miedo, la tristeza y el amor (o algo parecido al amor) (estas cajitas sí me las dieron completas, grandes), se me dan, son emociones/sentimientos completos, no muestras gratis o de prueba, que sólo puedo sentir, digamos a nivel 3 ó 4, como la felicidad o la alegría, cajitas pequeñas. Igual y es padrísimo ser feliz con la felicidad, pero no tengo espacio para saberlo (mi cajita de la felicidad era de muestra gratis), y nunca lo tendré completa.

…El Sol de mañana reverberó en la espada de bronce, ya no había manchas de sangre. Lo creerás Ariadna?, el Minotauro apenas se defendió…

Encontrar felicidad en el reconocimiento de saber lo que no se puede tener… lo inalcanzable, lo imposible… parece el reconocimiento de una de las 4 nobles verdades del Buda… La vida es sufrimiento, primera verdad.

Cuando estudiaba primero de prepa y no había tenido ninguna novia, y la que me gustaba no me pelaba escribí: El amor más puro es el no correspondido, for the records, nunca me peló, pero ésa fue mi culpa, la tenía, era suya y la dejo ir.

¡Qué fuerte! diría mi más reciente ex-cuñado…

Pero ahora, 30 años más tarde lo encuentro tan cierto, y es cierto porque es tan personal, el amor no correspondido  es un  perro rabioso corriendo sin sentido dispuesto a morder y matar a quien sea, pero este perro rabioso es uno mismo, y al final uno mismo es todo lo que uno mismo tiene y donde todas las cosas ocurren. Típica verdad loboestepariesca… pobre BiPi.

30 años despúes estoy exactamente en la misma situación: solo como perro , pero peor, estoy 30 años más viejo, y 30 años más enfermo, 30 años más triste, 30 años más solo… La prueba irrefutable de que NO existe otra vida es que aunque estés leproso, manco, feo… así como la cucaracha mal pisada o el perro mal atropellado… nadie se quiere morir, porque todos en el fondo, muy en el fondo, intuimos… sabemos que si te mueres, te mueres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s