Bye Bye…

Cuánto puede perder un hombre en el curso de su vida, lo primero que uno pierde es lo que nunca tuvo pero alguna vez soñó tener, esto se vuelve de verdad una posesión: tanto sueña uno con algo, tanto desea uno algo, o a alguien, que este objeto (biológico, electrónico o físico) de verdad es nuestro (sabrán que todo lo que ocurre, ocurre en nuestra imaginación, nuestra conciencia es todo lo que tenemos) y por eso se puede perder, como las cosas reales que podemos creer tener.

El punto era, cuánto se puede perder? El amor y cuidados de una madre (paloma), la lealtad de los amigos (paloma), el amor de una mujer (paloma), el respeto/temor de tus sub-alternos en la vida (triple paloma)…

Las tarjetas del Sanborns (ya nada más ahí venden tarjetas de ositos) predican que lo que importa no son las cosas materiales, sino por delante de todo aquello, están LA SALUD y EL AMOR.

Entonces desposeo ¡2 de 2!. Lo único firme ahora en mi vida es el cariño caprichoso de mi única hija, que no tardará mucho en trasladarlo a un bueno-para-nada hijo de la shit… o si le va bien, a sus propios hijos: como dice la gente que ve la Rosa de Guadalupe: los hijos nomás son prestados.

Soy un moderno Job, están Dios y el Diablo haciendo una apuesta acerca de mi?, prueban mi fe, mi ateísmo, mi cordura, mi necedad?, en cuánto tiempo renuncio a mi Ciencia y me echo a rezarle a Diosito y a la virgencita?

Mi salud, sólo ha empeorado últimamente, y de una forma con la que ni siquiera me atreví a fantasear… Porque una cosa es fantasear pensándose ya en silla de ruedas, o en cama sin poder siquiera esbozar una sonrisa; y otra muy diferente es el lento y doloroso camino, como todos los caminos incómodos, lo que quieres es ya llegar, así sea a la maldita tumba. Pero la EM es miserable y mezquina: sólo te fastidia la vida, pero no tiene los güevos de quitártela, más nobles y humanitarias son otras enfermedades, como el cáncer que no se anda con rodeos, sabe a donde te quiere llevar y se esmera para que el viaje sea tan corto como tu paciencia.

Maldita seas EM, o me entierras o me dejas en paz.

Ya lo enseñaron los estoicos: no hay porque quejarse de la vida, la puerta de la cárcel está abierta. Sí, pero el punto es que en esta cochina y miserable vida (como dicen que decía mi abuela Mariana Tenorio Bautista) no hay nada del otro lado de la puerta: nadie te espera, no otra vida, no tu amor eterno de otras vidas, tu estrella cruzada, no San Pedro el las puertas del Cielo, ni Satanás en las del Infierno, te mueres y ya, tan tan, o a poco crees que cuando pisas una cucaracha su alma se va al cielo de las cucarachas si fue buena, o reencarna si era una cucaracha budista?, ni madres, las pisas y se queda embarrada en el piso, no?. Y qué te hace pensar que tú eres diferente?.

Que me encantaría que existiera algo después de la muerte, a quién no?. Que te mueras y te reciban tus abuelitos y tus ancestros, tus amores de otras vidas, los hijos que se quedaron en el cielo de los bebés y no nacieron, tu perro de la infancia…¿Capulín, no te orinaste en el Cielo verdad?, ¿Roberta, querida, me extrañaste, cómo van las cosas en el cielo de las tortugas?. Creo que la única posibilidad de continuar la vida después de la muerte, es que éste sea un Universo de computadora corriendo una simulación en la tableta cuántica de algún extraterrestre, en un centro de estudios avanzados (tipo Princeton) o en las manos cándidas de una niñita de 4 años, habrá que ver cuando llegue la hora.

Tengo 44 años, bien vividos, mal vividos, qué sé yo…. (El Haragán Dixit). Estoy en paz, claro que dejé a medio terminar medio Universo, no conozco la Gran Muralla China (Pero Donalito Trump me va a hacer un muro más fregón aquí en México), ni las Pirámides de Egipto (Ni quería, las de Teotihuacán están más chidas), me faltó brincar en la Luna y escribir un poema triste en la rojiza desolación de Marte, he fracasado en mis intentos de leer El Quijote (pero es que está de súper güeva, de verdad), de estudiar seriamente Topología Algebraica (no sé qué pretextar en este caso, excepto que quizá yo esté súper-pendejo y no entiendo ni madres), también me faltó ver un fantasma (pero esto es comprensible porque NO existe nada después de la muerte), un duende o una bruja (tampoco existen, o dónde están sus fósiles), ya lo dice Titán (que no Tintán, y que maten a quien vea/cante cualquier cosa del hermano de Don Ramón) en la película de Megamente: Es hora de que dejes de soñar Roxie: No existe el Conejo de Pascua, no existe el Ratón de los dientes y no existe la Reina de Inglaterra.

No te voy a esperar por siempre EM: o me entierras o me dejas en paz. (Sí, otra vez)

Pero si no te animas, y nada más me andas tentando… recuerda que si me yo voy, tú te vas conmigo… idiot, pero quzá eres de las ingenuas que creen el otras vidas, dulzura, existes en muchos pacientes, pero tu copia en mi… es única, este si es un compromiso de fidelidad hasta la muerte.

3 comments

  1. Juan Pablo Norman · abril 21, 2017

    Hola Benja, mijo, eres admirable, genial, te admiro y siempre he creido que tu inteligencia y entereza son envidiables. Ahora me doy cuenta que eres un consumado poeta y literato, disfruté sobremanera la lectura de lo que escribes aquí, aunque también me entristeció demasiado. Goza de la vida todos los días, sé felíz con lo que eres y tienes, jamás te dejes derrotar por nada ni por nadie. Recuerdo mucho una frase de tu papá que le escribió a su mamá, y decía: “Ni tú estas enteramente muerta, ni yo estoy completamente vivo”. Te mando un abrazo y quiero decirte que te quiero mucho. Espero verte pronto hijito. Tu tío Juan Pablo

    Me gusta

    • Benjamin · abril 22, 2017

      Muchas gracias Tío, tú sabes que eres a quien siempre he admirado y querido de entre los hijos de mamá-María, y como ser humano estás en mi top 10 ever.

      Espero vernos pronto!

      Me gusta

  2. Alfonso Norman · noviembre 24

    y si hermano, mas allá no hay ni madres, y así como nosotros no hemos asomado a ese vacío, los demás se agarran de lo que inventan para no hacerlo, faltan cosas por hacer y se dejan sin hacer muchas, pero en el momento en que nos damos cuenta de que muchas no importaban y otras tampoco, ya estamos alcanzando esa paz bendecida por los sabios de verdad, los que se van tranquilos, desde acá del rancho un abrazo y te iré a visitar pronto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s